Imprimir

 SUEUM BN

SUEUM

MANIFIESTO

20 de agosto de 2018

A los valientes y combativos miembros del SUEUM
A la Comunidad Universitaria
Al Pueblo en General

 

La asignación presupuestal insuficiente para la Universidad Michoacana y en general, para todas las instancias del ramo educativo, ha sido una medida estratégica de los gobiernos federal y estatal, con intenciones electoreras de sumisión y obediencia. En el caso específico de la UMSNH, los recortes al presupuesto y las retenciones al subsidio están estrechamente ligados a las perversas intenciones de privatización y a los ajustes necesarios para entregar a la Casa de Hidalgo a la inversión de capital privado.
Debemos recordar que la problemática inició hace algunos años, cuando Jara Guerrero se encontraba obsesionado por consumar una reforma injusta al sistema de jubilaciones de los trabajadores administrativos y académicos y supuestamente, se podrían gestionar recursos extraordinarios a cambio de la modificación. Tal patraña no pudo concretarse, gracias a la resistencia y a las movilizaciones sindicales, que lograron frenar los nefastos objetivos de la autoridad.
Hoy nuestras jubilaciones se encuentran garantizadas, ante la próxima llegada de un gobierno federal con compromisos sociales verdaderos; sin embargo, la inexistencia de una moneda de cambio y la interminable espera del 1º.-de diciembre, pueden ser un factor que complique el cierre de estos meses de incertidumbre, ante el vació de poder que existe en la federación, tras la catastrófica derrota del viejo sistema gubernamental.
De igual manera, la gestión de recursos se torna complicada ante el gobierno del estado, cuyo viraje la derecha ha transformado su praxis discursiva en una constante confrontación sin propuestas ni argumentos, canalizando su frustración en contra de los universitarios, a quienes seguramente responsabiliza del contundente triunfo de la izquierda en Michoacán, que al igual que en el resto del país, cuenta con la mayoría parlamentaria.
La lucha por nuestros salarios tendrá que ser constante y debemos entender que no estamos mendingando, sino exigiendo un presupuesto suficiente. La gestión de recursos extraordinaria tiene que fructificar favorablemente; porque los trabajadores no tenemos la culpa de haber ganado por inmensa mayoría un proceso democrático de cambio.
En todo caso, es tiempo de que los perdedores reflexionen las causas que los llevaron a sufrir la histórica derrota.


¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!
¡UNIVERSIDAD O MUERTE!
FRATERNALMENTE
SINDICATO ÚNICO DE EMPLEADOS DE LA UNIVERSIDAD MICHOACANA
“Cuna de mujeres y hombres valientes, crisol de libre pensamiento”