Imprimir

 SUEUM BN

SUEUM

MANIFIESTO

10 de junio de 2019

A los valientes y combativos miembros del SUEUM
A la Comunidad Universitaria
Al Pueblo en General

 

El SUEUM se encuentra dispuesto y preparado para enarbolar las banderas de la huelga, si persiste la actitud ambigua de estimular una serie de prácticas en favor del esquirolaje y las aviadurías que lesionan la economía universitaria. Los verdaderos sindicalistas rechazamos rotundamente el silencio sospechoso de las autoridades universitarias, ante los cuestionamientos referentes a las licencias otorgadas a once integrantes del STUPIMICH, porque se está violentando la Ley Orgánica de la Institución y el Contrato Colectivo de Trabajo del sindicato titular.
Hasta el momento no existe una respuesta convincente de parte de las autoridades, mucho menos un indicio de solución a este conflicto, porque no existe ningún soporte que de legalidad a semejante aberración; ya que se está violentando la Cláusula 46 del CCT del SUEUM, que señala 12 licencias para los integrantes del Comité Ejecutivo del sindicato titular y no para otro organismo ajeno a los administradores del dicho documento. De igual manera, se está transgrediendo el Estatuto Universitario, que establece las facultades del rector en el Artículo 38, fracción X y determina la concesión de licencias al personal docente y administrativo, siempre que esta facultad no esté reservada a otras personas.
Ante tales cuestionamientos, solamente hemos obtenido un silencio sepulcral de parte de las autoridades universitarias, que están incurriendo en una severa complicidad, solapando el abandono de empleo y el ausentismo de un número considerable de trabajadores, que puntualmente cobran su quincena, con el respectivo estímulo de puntualidad, sin realizar ninguna función para las que fueron contratados y sin que existan las actas de supervisión correspondientes.
El titular de supervisión, se ha dedicado al hostigamiento de los sueumistas, encabezando una cacería sanguinaria en contra de los verdaderos sindicalistas, mientras protege y apapacha paternalmente al grupo de choque conformado por el jarismo, del que Ulises Huerta es fiel lacayo y que hoy representa un foco rojo para la actual administración que continua con el enemigo adentro.
Las autoridades tienen que entender que para legitimarse ante los sindicatos titulares, no basta la buena intención ni la palabrería cordial. Para evitar la huelga, es necesario atender los asuntos primordiales que lesionan la estabilidad de los trabajadores y para ello, se requiere segar la hierba mala de raíz. Los sindicalistas no podemos permitir que nuestros logros se sigan haciendo extensivos a un grupo de traidores de baja calaña, que nada aportan a la Universidad y que han contribuido en gran medida al desastre financiero que hoy enfrentamos los auténticos nicolaitas.


¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!
¡UNIVERSIDAD O MUERTE!
FRATERNALMENTE
“Cuna de mujeres y hombres valientes, crisol de libre pensamiento”
SINDICATO ÚNICO DE EMPLEADOS DE LA UNIVERSIDAD MICHOACANA