La actual Rectoría se enfrenta a una abrumadora tarea dejada por la administración pasada, debido a las grandes deudas heredadas, siendo estás, el principal problema ante las revisiones contractuales, y es que es debido a la falta de transparencia de la pasada administración que existe la situación financiera que hoy se vive en la Casa Hidalgo, sin embargo el ahoraRector Raúl y su equipo se mantienen firmen y llevan con responsabilidad el ir dando respuestas, tanto así que se ha logrado comenzar con la entrega de despensas, las cuales se pretenden sean normalizada a la brevedad, y es bajo este mismo tenor que debe de resolverse la impunidad con que vive el STUPIMICH, siendo sus 149 miembros los que deben generar sus propias condiciones contractuales y dejar de beneficiarse impunemente del CCT SUEUM que costó y cuesta la lucha diaria de mujeres y hombres valientes, ya que ante esto los suemistas hemos sido claros y la autoridad también debe hacerlo, se habla de un déficit al interior de la Máxima Casa de Estudios, y para subsanarlo es imprescindible manejarse con honestidad y transparencia, con responsabilidad y consciencia, pero sobre todo cortando de raíz a quien hiere a la Universidad como lo ha hecho desde su creación el STUPIMICH. Hoy el SUEUM está más unido que nunca y dispuesto a enfrentar una huelga de no dar respuesta a las violaciones vividas y generadas por el Jarismo pero no mantenidas por la actual Rectoría, ni un paso atrás y hasta la victoria siempre. ¡Qué vivan por siempre el SUEUM!