Imprimir

 SUEUM BN

SUEUM

MANIFIESTO

3 de diciembre de 2019

A los valientes y combativos miembros del SUEUM
A la Comunidad Universitaria
Al Pueblo en General

Raúl Cárdenas Navarro, anuncia la posibilidad de acceder a 500 millones de pesos, de manera extraordinaria, para poder solventar las nóminas de los trabajadores; siempre y cuando exista un compromiso de los sindicatos para modificar el régimen de Jubilaciones y pensiones, mismo que debería ser firmado y depositado ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje.
La amenaza del rector nicolaita es un disparate que carece de todo principio legal, porque contradice el espíritu de progresividad de la ley, pero sobre todo, se olvida que los derechos de los trabajadores tienen carácter irrenunciable, además de la obligación salarial del patrón con sus empleados.
La posibilidad de dialogar sobre el tema jubilatorio no es un asunto que rehúya el SUEUM, por el contrario, podemos aportar nuestra propia visión en la materia; sin embargo, el propio rector es quien ha incumplido en tal cuestión, dejando en varias ocasiones a nuestro sindicato sin una respuesta a las invitaciones para discutir sobre el sistema de nuestras jubilaciones.
Raúl Cárdenas tiene que entender que no vamos a permitir un linchamiento mediático dirigido a nuestro gremio, por declaraciones falaces que buscan asumirnos como los culpables de una crisis que no hemos generado. Tampoco estamos dispuestos a tolerar amenazas veladas que condicionan el sagrado derecho al salario, al compromiso de modificar las jubilaciones, cuando un derecho social no puede estar subordinado al otro.
La rectoría pretende presionar en una reforma nociva, debido a la presión que existe por parte de los gobiernos federal y estatal, pero ha incumplido en la obligación legal y moral que tiene con respecto a denunciar el daño patrimonial ocasionado a la UMSNH en lo referente a la estafa maestra, las facturaciones apócrifas, las empresas fantasmas, los aviadores que cobran puntualmente y los cientos de empleados de confianza, contratados de manera irregular con salarios onerosos.
No puede existir la posibilidad de diálogo, cuando la propia rectoría rehúye su responsabilidad de respuesta, buscando culpar al sistema jubilatorio, con una actitud entreguista de la autonomía universitaria, que coloca al nicolaicismo del rector, en un evidente servilismo manso y obediente de caprichos gubernamentales, ajenos a los nuevos postulados de la patria.


¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!
COMBATIVAMENTE
“Cuna de mujeres y hombres valientes, crisol de libre pensamiento”
SINDICATO ÚNICO DE EMPLEADOS DE LA UNIVERSIDAD MICHOACANA