Imprimir

 SUEUM BN

SUEUM

MANIFIESTO

16 de diciembre de 2019

A los valientes y combativos miembros del SUEUM
A la Comunidad Universitaria
Al Pueblo en General

 

Es altamente sospechosa la actitud de la rectoría universitaria, que desde finales del mes de octubre aseguraba que se habían terminado los recursos para continuar pagando las nóminas de los trabajadores; sin embargo, hasta la fecha, los salarios se han venido pagando en parcialidades, sin una explicación del origen de los dineros.
Es evidente que las movilizaciones de nuestro sindicato han rendido frutos productivos frente a la autoridad universitaria y al gobierno, al parecer acostumbrados a esconder la verdad y a ceder ante las señales de fortaleza de un sindicato acostumbrado a exigir con rigor lo que le pertenece.
Si los recursos presupuestales se habían agotado, ¿de qué mágica chistera ha salido el dinero con el que vienen pagando los abonos salariales? Raúl Cárdenas Navarro tiene que explicar de la existencia de tales recursos y la razón de su política mezquina de venirlos dispersando a cuentagotas, como si no se hubiesen devengado previamente.
La retención salarial es una infamia, pero más aún, si la finalidad es un chantaje vil, mediante el cual se busca consumar un atropello contra los derechos laborales, cercenando de tajo el actual sistema jubilatorio, arrancando el futuro de nuestras familias, al amparo endeble de una obligación institucional que hace añicos la Autonomía Universitaria, la embestidura del rector y toda la legislación vigente.
Las autoridades señalan que nuestras propuestas no son maravillosas, que ellos las han planteado con antelación, pero lo cierto es que ni el rector, ni su equipo de trabajo ha sabido defender a la Universidad con la entereza y decisión con la que actúa el SUEUM, el único organismo que ha mostrado la verdadera dignidad plasmada en el nicolaicismo.
A Raúl Cárdenas le debe quedar bien claro, que si la movilización es la única vía para defender la educación pública y los derechos laborales, entonces tendremos que continuar radicalizando gradualmente nuestro plan de acción, con actividades que nos conduzcan a la solución que ellos rehúyen. Si se trata de defender lo nuestro, no habrá tregua ni respiro, porque no estamos dispuestos a permitir que se continúe violentando el estado de derecho.


¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!
COMBATIVAMENTE
“Cuna de mujeres y hombres valientes, crisol de libre pensamiento”
SINDICATO ÚNICO DE EMPLEADOS DE LA UNIVERSIDAD MICHOACANA